jueves, 6 de agosto de 2009

El atentado que no fue

DATOS ORIGINALES DE SUBIDA:Enviado por ambalivabal el Viernes, 1 Mayo 2009

Le dimos un largo plazo a Clarín, quizás larguísimo, para que rectifique todas las, si se nos permite, huev

adas inaguantables respecto de las interf

erencias que sufrió la señal de Artear.

Primero vamos a reco

lectar algunas de las frases tendenciosas:

“Este episodio ocurre en medio del debate por el anteproyecto de Ley de Servicios Audiovisuales que presentó el Gobierno para re

emplazar a la Ley de Radiodifusión vigente y que generó fuertes críticas de parte de la oposición y entidades peri

odísticas nacionales e internacionales. Muchos de ellos señalaron que el proyecto sería un ataque a los medios independientes y afectaría la libertad de expresión.”

“El diputado nacional del Partido Socialista, R

oy Cortina, propuso realizar “una investigación”: “Es peligroso que estos episodios se den en simultáneo a la presentación del proyecto de Ley de Servicios Audiovisuales, que tiene como principal

objetivo presionar al Grupo Clarín”, sostuvo.”

“La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) deploró las interferencias satelitales a Canal 13, TN y Radio Mitre y asoció el hecho con el clima de tensión que se vive en el país en relación a los medios.

La morosidad de los ti

empos jurídicos argentinos ya está entramada con el inédito atentado a las transmisiones de Artear.”

Bien, hasta ahí todo lo que se dijo en Clarín (y ni hablar de las horas y horas que nos fumamos al Gato Sylvestre denunciando en TN)

,

que cuando se enteraron de la interferencia festejaron con matracas y champagne porque, como no sabían con qué darle a la ley de Medios (el proyecto se llama “de Medios” no “de Radiodifusión”), justo no va que hay un problema técnico de los mexicanos.

La cosa así: Este es un país en donde lamentablemente las corporaciones mediáticas tienen una marcadísima influencia en la ideología de la sociedad -en el caso de Clarín, especialmente la clase media, la “gente”-, no es de asombrarse este tipo de actitudes tendenciosas.

Pero para hacer periodismo -no mamarracho- es necesario no basarse en suposiciones (“el gobierno quiere deteriorar la libertad de prensa en el medio del debate por la ley de medios”), sino investigar previamente. Y en el caso de que se encuentre la razón, comunicársela a los consumidores de esos canales del Grupo. Es que no se dan cuenta que Clarín les está faltando el respeto?

Ustedes se preocuparon, probablemente de buena fe, porque es cierto que no es aceptable que se interfieran señales de cable. Les hicieron creer una suposición sin aseveraciones empíricas y, una vez resuelto el hecho, no se los dijeron. Qué feo, eh…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada