martes, 11 de agosto de 2009

El control de la información

DATOS ORIGINALES DE

SUBIDA:Envia

do por ambalivabal el

Sábado, 16 Mayo 2009Sin Comentarios

“Estos actos hostiles forman parte de presiones explícitas sobre el diario y sobre los periodistas que cubren actos electorales del oficialismo, dificultando su tarea profesional y trabando el libre acceso a la

actividad proselitista del kirchnerismo. Hay un mensaje paradójico en todo esto: mientras se pregona el pluralismo y la “democratización” de los medios de comunicación, los responsables de estas acciones están enviado un mensaje exactamente opuesto a esos objetivos. Y son un sinceramiento de que en realidad a los medios quieren controlarlos, más que “liberarlos”. Minimizar lo que ha ocurrido es abonar el camino para acciones cada vez más agresivas. Clarín ya ha sufrido ataques armados peores en otra época, cuyos prolegómenos habían sido también una escalada de presiones y agresiones menores.”

Este es el último párrafo de la editorial de Ricardo Kirschbaum, en mención al episodio de las pintadas. (Pedir profesionalismo en Clarín es pedir que un gorila visite una villa; pero de todas maneras, no vendría mal, al menos como estrategia, hacer un mea culpa y admitir algunos errores.)

Las pintadas de la JP Descamisados de

ninguna manera tienen una respuesta lineal y facilista como decir que “el gobierno quiere controlar los medios”. Clarín viene llevando a cabo una campaña

de autodesprestigio que no necesita de grafittis o campañas

en su contra.

Somos millones quienes contamos a diario una cantidad desmesurada de mentiras en Clarín, que publica en pos de sus beneficios económicos y políticos. La tergiversación audaz de noticias como esta

(en donde nunca se especifica de dónde salió la infiormación que le da el título a la noticia) o incluso el ocultamiento de acontecimientos lamentables como este son pruebas que marcan la ob

scenidad periodística de la companía monopólica.

Por otro lado, mezclar siempre ciertos episodios con el ataque irrisorio al proyecto de ley de medios se nos está haciendo viejo y cada vez más rudimentario en lo que retórica se trata. Con

una falaz metonimia Kirschbaum afirma que las pintadas de una agrupación refiere a un intento de control de los medios por parte del gobierno.

Les proponemos algo: ¿por qué, al menos, no se sacan las caretas de periodismo independiente y asumen explícitamente una postura de apoyo a algún candidato? Sino no hacen más que faltarles e

l respeto sistemáticamente a sus lectores. Esos lectores devastados emocionalmente por el terror q

ue les generan con malas noticias a diario se merecen un poco de respeto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada